EL CONTROL DEL CLIMA ES CONTROL DE LA POBLACI脫N 馃寪

If we can really understand the problem, the answer will come out of it, because the answer is not separate from the problem.

 Jiddu Krishnamurti


Dicen que nos estamos cargando el planeta. Lo vemos y o铆mos en todas partes. Nos est谩n diciendo que el cambio clim谩tico es culpa nuestra, y que si no reaccionamos a tiempo, vendr谩 el Apocalipsis repartido de distintas formas: desertizaci贸n, pandemias, hambre, m谩s crisis econ贸mica, paro, sobrepoblaci贸n, agotamiento de los recursos naturales, una atm贸sfera irrespirable y la extinci贸n de especies  que hasta ahora hab铆an convivido en la naturaleza con nosotros.

Solo les falta amenazarnos con zombies y meteoritos, y si no lo han hecho ya, es  porque los zombies de momento son ciencia ficci贸n, repito: de momento... Y del meteorito no nos pueden echar la culpa directamente, b谩sicamente porque las personas normales y corrientes, no  tenemos la capacidad  de lanzarlo nosotros mismos, o al menos eso creo. Ahora que, si pudi茅semos provocar la aparici贸n de zombies y la ca铆da de un meteorito, te aseguro que tambi茅n nos echar铆an la culpa a nosotros.

LA ONU, TAPADERA DE LA 脡LITE


Y de fondo como siempre, dibujos, diagramas y caricaturas multirraciales en colores c谩lidos y claros, con el logo de la ONU, dici茅ndonos los hombres somos malos, las mujeres son v铆ctimas, los empresarios son  el demonio, y el estado hegem贸nico 煤nico, es el gran salvador de la historia. Pues eso, que parece que la 煤nica soluci贸n es la aldea global ¿verdad? Y todos calladitos como borregos.


Podemos empezar por dejar de aceptar esta tomadura de pelo. Desde que la humanidad dej贸 de ser n贸mada, hemos tenido l铆deres y representantes, que nos han dictado leyes acerca de c贸mo vivir, c贸mo comportarnos y tambi茅n c贸mo consumir. Con el fin de que estas poblaciones se desarrollaran con mayor o menor radio de influencia sobre el medio, como tribus, pueblos, ciudades o n煤cleos de poblaci贸n consolidados, hemos optado por adaptar el medio a nosotros, en lugar de ser nosotros los que se adaptan al medio.

Todo esto ocurri贸, cuando dejamos de viajar de un punto a otro para buscar vida y recursos, para firmarlo que hoy se conoce como civilizaci贸n. Desde siempre nos han dicho qu茅 podemos comer, qu茅 podemos beber, con quien podemos estar, d贸nde vivir, el precio de las cosas y c贸mo consumir.

Pues resulta que ahora mismo, estos mismos representantes,.que nos han dictado las normas y las leyes, son lo que nos dicen que lo estamos haciendo mal, y que estamos destrozando el planeta. Vamos a ver, si compramos derivados del petr贸leo, es porque nos est谩n vendiendo derivados del petr贸leo. Si tenemos coches de gasolina, es porque antes nos han vendido coches de gasolina. Si consumimos electricidad, es porque antes nos han vendido calefactores, frigor铆ficos, aires acondicionados, equipos inform谩ticos y electrodom茅sticos. Si no utiliz谩ramos nada de esto, no necesitar铆amos electricidad.

NOS VENDEN TECNOLOG脥A ESCLAVA


Nos han vendido lo que les ha dado la gana, pero la culpa es nuestra por comprar y utilizar precisamente lo que hemos podido comprar. Que digo yo, que seg煤n la 茅poca, nos hemos condicionado a la situaci贸n y conocimiento del medio, que dentro de una sociedad supuestamente civilizada, nos ha tocado vivir.


Siempre teniendo como referencia unos patrones de consumo, instaurados por los administradores de los recursos, el conocimiento del medio y la tecnolog铆a, todo regulado por nuestros gobernantes, nuestros l铆deres, nuestra cultura y nuestras familias. Y a煤n as铆, cuando son ellos, los que nos han vendido cada uno de los art铆culos que llevamos puestos, y que les hemos comprado, nos dicen que hemos comprado mal y que estamos consumiendo mal. Vale, que me devuelvan el dinero ¿De verdad vas a seguir tragando toda esta mierda?

Dicen adem谩s, que comer carne no es sostenible... mira, el tema es el siguiente: con menos prote铆nas en la dieta, nos desarrollamos peor, somos propensos a m谩s enfermedades, nuestro sistema inmunol贸gico se debilita, tenemos menos regeneraci贸n celular, y menos masa muscular. As铆 que el resultado b谩sicamente, es que tendemos a morir antes con una dieta baja en prote铆nas. Porque ojo, esto no va con que nos guste comer carne, o no nos guste. Nos alimentamos en base a los recursos disponibles en el medio, y seg煤n el bienestar de nuestra sociedad, podemos elegir m谩s o menos, y comer con mayor o menor consciencia de lo que estamos consumiendo..

Pero bueno, las plantas tampoco se salvan, porque las semillas y los transg茅nicos, tambi茅n son un negocio. Y sin duda, un mecanismo m谩s de control de la poblaci贸n, a trav茅s de la alimentaci贸n, de igual forma que la distribuci贸n del agua o la calidad del aire. Estos 煤ltimos dos puntos en concreto, son clave para este control: a trav茅s agentes qu铆micos como fluoruros en el agua, y metales pesados, distribuidos de forma impunemente legal y clandestina, bajo la tapadera llamada control del clima.

NUESTROS CUERPOS SON CONDUCTORES


En una atm贸sfera cada vez m谩s ionizada de forma artificial, no solamente se controla el clima, sino que se facilita la conductividad aparte del aire, de nuestros propios cuerpos. Convirti茅ndonos de esta manera en conductores, cada vez que respiramos aire ionizado, de las frecuencias que nos quiere transmitir, para que respondamos de forma condicionada a toda la programaci贸n que nos sueltan a diario, para que no despertemos, sigamos dormiditos y haciendo todo lo que nos dicen.


Porque queridos amigos, nuestros cuerpos por muy org谩nicos que sean, tambi茅n son receptores y conductores, de igual forma que un tel茅fono m贸vil recibe y emite se帽al. 

Los que por un lado te dictan lo que debes hacer, con una mano te lo venden y con la otra, te lo quitan. Con una cara te venden el contaminante, y con la otra te obligan a pagar impuestos por contaminar, dici茅ndote adem谩s, que est谩s matando al planeta. Son ellos mismos, los que nos venden pl谩stico, los que vierten mierdas a los r铆os, a los mares y a la atm贸sfera. Son los mismos y han sido siempre los mismos, desde que el mundo es mundo. A estas alturas hay que estar ciego para no verlo, porque es que adem谩s nos lo ponen en la cara. Porque todo, absolutamente todo, est谩 controlado por las mismas 13 familias que vienen manejando el cotarro, desde mucho antes de que t煤 y yo empez谩ramos a pensar que aqu铆 pasa algo.

Si de verdad est谩n tan preocupados por el medio ambiente y por la sostenibilidad del sistema ¿por qu茅 nos siguen vendiendo coches? ¿por qu茅 nos siguen vendiendo tecnolog铆a cuyos soportes f铆sicos no hay dios que los degrade? ¿por qu茅 no podemos ser autosuficientes energ茅ticamente hablando? ¿por qu茅 el mercado no permite autoabastecerse? Nos hacen dependientes a unos de otros, a trav茅s de tratados de comercio y pol铆ticas econ贸micas, que condicionan nuestro consumo, y que nos quitan autonom铆a para producir a nivel local.

NO QUIEREN QUE SEAMOS AUTO SUFICIENTES


Todo parte del mismo sitio y la misma idea: control y dependencia de la poblaci贸n, a merced de los intereses econ贸micos de unos pocos que nos parasitan. Y cuando digo parasitan, no me refiero solamente a la econom铆a y a los impuestos, sino a nuestras propias mentes y a la energ铆a vital que destilamos en nuestra actividad diaria y gracias a nuestras reacciones. 


Ahora por lo visto les interesa, que la poblaci贸n se reduzca a niveles de supervivencia m铆nimos de mantenimiento, para el capital humano de trabajo. Un cupo umbral de fuerza de trabajo necesario, para mantener en su status a la 茅lite dirigente, cada vez menos en las sombras.

Nos est谩n poniendo en la cara un plan de exterminio en toda regla, que m谩s all谩 de una extinci贸n clim谩tica, pretende reducir el 90% de la poblaci贸n civil, en funci贸n el r茅gimen que pretenden instaurar, y al que llaman Nuevo Orden Mundial. Es m谩s, seg煤n los planes de la ONU, actual de tapadera para los planes de esta corporaci贸n, un cambio clim谩tico quiz谩s fuese m谩s ben茅volo con la especie humana, que  los planes de estos arcontes actualizados bajo el nombre de sus testaferros como la 茅lite.

Despierta de una vez, no somos nosotros los que estamos destrozando el planeta. Sin la interferencia de la 茅lite, tendr铆amos muchas m谩s oportunidades de evolucionar con el medio, sin que nos filtraran la realidad, nuestras necesidades y el consumo. 

Somos antih茅roes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.


Comentarios

LO M脕S LE脥DO 馃攷