MASA CR脥TICA Y CONTROL: AMENAZADOS BAJO PENA DE RESET 馃暪馃實

If the psychic energies of the average mass of people, watching a football game or a musical comedy, could be diverted into the rational channels of a freedom movement, they would be invincible.

— Wilhelm Reich, The Mass Psychology of Fascism.


En cuanto te das cuenta con la virulencia, con la que ciertos contenidos son atacados o simplemente descalificados, por parte de los medios llamadas oficiales, o por la corriente cient铆fica principal, puedes comprobar que no pueden ni saben aportar un contenido o investigaci贸n de mejor calidad, y que solamente les queda la descalificaci贸n bajo patrocinio.

Y m谩s, c贸mo es el caso de Wilhelm Reich, condenado en 1956 a dos a帽os de prisi贸n, mientras que el juzgado ordenaba quemar m谩s de 6 toneladas de sus manuscritos y material de laboratorio, estilo Inquisici贸n. Muri贸 en la c谩rcel sin finalizar la condena de “un ataque al coraz贸n”, d铆as antes de pedir su libertad condicional. Qu茅 casualidad ¿verdad?

NUESTRA PROPIA ENERG脥A TIENE PODER SUFICIENTE


Sus investigaciones estaban orientadas a la sanaci贸n, a trav茅s de la energ铆a sexual del ser humano, como elemento a canalizar de forma m谩s eficiente en nuestro cuerpo y en el entorno, recreando las condiciones energ茅ticas 贸ptimas, a trav茅s de dispositivos llamados acumuladores de org贸n, calibrados de manera personalizada para cada entorno e individuo.


Lo hubiera conseguido o no, se tomaron demasiadas molestias en hacerle desaparecer, no solamente a 茅l, sino a desacreditar hasta el d铆a de hoy, todo su trabajo, cuando al igual que Tesla, en su d铆a se le consideraba una eminencia. Cuando esto ocurre, es porque pod铆a poner en entredicho todo concepto establecido oficial de salud, control del clima y energ铆a.

Salud y energ铆a, puntos estrat茅gicos de control a la poblaci贸n en cualquier estado. Y si en estos dos puntos clave, las personas fu茅semos m谩s autosuficientes, no solamente no necesitar铆amos pagar tanto en nuestras facturas, sino que podr铆amos evolucionar de una forma real, en consciencia y desarrollo, por tener cubierto si no del todo, al menos en gran parte la dependencia energ茅tica y sanitaria.

Si se comprueba y se reconoce p煤blicamente, que en nosotros mismos se encuentran los recursos necesarios, para nuestro propio desarrollo, y que la dependencia sanitaria y energ茅tica, no son m谩s que mecanismos jer谩rquicos de control de la poblaci贸n, entonces quedar铆a demostrado, que el sistema no tiene otro valor en s铆 mismo, que el del control.

UN CONTROL MULTINIVEL QUE TEME A UNA MASA CR脥TICA CRECIENTE


Muchas personas no entienden que este control, es un valor en s铆 mismo para quienes controlan la granja, interfiriendo en nuestros ciclos vitales, con el 煤nico objetivo de alimentarse de nosotros. No lo entienden porque solo ven el lado econ贸mico y monetario de esta explotaci贸n. Piensan ¿pero qu茅 ganan ellos con este control? ¿qu茅 ganan impidiendo nuestro desarrollo?


Este control tiene valor en s铆 mismo para ellos, porque esta explotaci贸n no solo es econ贸mica, sino energ茅tica y es por ello, que el control tiene una trascendencia multinivel, m谩s all谩 de lo que percibimos a simple vista. Si estamos controlados en cada faceta de nuestra vida, y en especial en los puntos clave salud y energ铆a, no podemos ser libres.

Por eso ese control trasciende no solamente a lo f铆sico y econ贸mico, sino al verdadero sentido de la creaci贸n de esta granja prisi贸n: tenernos aqu铆 encerrados dando vueltas ciclo tras ciclo, en circuitos cerrados, pagando peaje energ茅tico por el mero hecho de estar aqu铆. No se trata de romper unas cadenas visibles, se trata de salir y romper c铆rculos viciosos.

Y como un postulado sea capaz de poner en entredicho este control de la poblaci贸n a nivel econ贸mico, f铆sico y espiritual, abra brecha, ellos saben que la explotaci贸n que tienen aqu铆 montada, se les termina. La masa cr铆tica siempre crece y la gente poco a poco, que no inmediatamente, se va dando cuenta, a pesar de los continuos esfuerzos por estupidizar a la masa.

EL RESET: LA AMENAZA DEL BOT脫N ROJO


No ser铆a la primera vez, que se alcanza un nivel de masa cr铆tica lo suficientemente consciente, como para que cada uno de los seres humanos del planeta, que han elegido voluntariamente dentro de su libre albedr铆o, romper con estos c铆rculos viciosos, haya destapado a los due帽os de la granja y estos, hayan optado por el reset planetario.


Cuando nos han hablado del bot贸n rojo, no han pintado siempre de manera muy cinematogr谩fica, un bot贸n al que solamente tiene acceso el presidente de los Estados Unidos. Para el cine vale, pero c贸mo buenos t铆teres, este presidente o cualquier otro, no son solamente m谩s que marionetas que nos distraen a la vista de los verdaderos due帽os.

El verdadero significado del reset, es una amenaza en toda regla a la poblaci贸n humana consciente, una vez se ha dado cuenta de qu茅 va esto, y no va a volver a pasar ni por asomo, por el aro de seguir ciclo tras ciclo, siendo pasto y alimento para unas entidades, que funcionan a nivel planetario, del mismo modo, que una Corporaci贸n Industrial.

Unas entidades cuya 煤nica ventaja sobre nosotros, es nuestro amplio desconocimiento sobre ellas y sobre la verdadera naturaleza de la realidad, por tener cinco sentidos adaptados exclusivamente, a esta tercera dimensi贸n, que nos condicionan a creer solamente en lo que vemos, aunque sepamos en el fondo, que hay mucho m谩s.

LA TIERRA ES PARA QUIEN LA TRABAJA


Creo que no pod铆a haber sido m谩s literal expres谩ndolo: refiri茅ndome a la Tierra no solamente como una parcela que cultivar, sino al planeta entero, o mejor dicho, a la parte que conocemos del planeta, o que somos capaces de percibir. Quiz谩s para ser m谩s exactos, tendr铆amos que referirnos, a la tercera dimensi贸n como parte del entorno conocido.


Nuestra ventaja real sobre ellos, es el libre albedr铆o: la frontera que jam谩s podr谩n sobrepasar. Podr谩n intentar someternos por condicionamiento, dividirnos entre nosotros para que no miremos m谩s all谩, y sigamos creyendo que no existen, enga帽arnos para que modificamos nuestro ADN y seamos desplazados, pero… La 煤ltima palabra la seguimos teniendo nosotros.

Y esto es as铆 porque aunque estemos amenazados bajo reset, las consecuencias de darle a “ese bot贸n” en cuanto a karma se refiere, dudo mucho que est茅n dispuestos a asumirlas, sin al menos contar con varios intermediarios, que absorban esta carga y se enfrenten cara a cara, con la masa cr铆tica consciente, cuando pierdan el respaldo de su propia corporaci贸n.

Porque su poder y acceso al conocimiento, del que disfrutan ahora mismo, no est谩 en ellos mismos, sino que les ha sido otorgado por una corporaci贸n, que creen propia... pero que no dudar谩 ni un momento en deshacerse de ellos, si no son capaces de controlar la granja. No se trata solamente de energ铆a libre y control del clima, hay mucho m谩s detr谩s.

Somos antih茅roes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

  1. Some authorities, such as Aubespine, have attempted to explain the severity of the ancient canons in opposition to gambling by supposing that idolatry was usually linked with it in practice. The pieces that have been played with have been small-sized idols, or images of the gods, which have been invoked by the gamers 1xbet for good luck. However, as Benedict XIV remarks, this will hardly be true, as in that case the penalties would have been still more extreme.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El mundo no va a cambiar por lo que vayas a decir ahora, cr茅eme... pero si crees que merece la pena y debes decirlo ¡adelante! Es tu decisi贸n.

LO M脕S LE脥DO 馃攷