LA RELACIÓN ENTRE GRAVEDAD, ADN, EVOLUCIÓN Y ENERGÍA LIBRE 🧬🍎🐍🧲

In the Atlantean period there were many energies being used and information and knowledge being used which were, for particular reasons of safety, withdrawn, shall we say, to prevent complete catastrophe, to prevent total destruction of our planet.

― David Icke


¿Y si la gravedad fuese una ley que se pudiera vencer con tecnología? Si te digo esto, parece que estoy hablando de ciencia ficción. Pero no porque la pregunta esté mal hecha, sino precisamente porque la pregunta, se ajusta a nuestra concepción y entendimiento. Pero ¿qué es la gravedad? y quizás, este sea el pilar erróneo sobre el que nos estamos apoyando desde hace siglos, o mejor dicho: desde hace milenios.

¿DESAFIAR LA LEY DE LA GRAVEDAD?


No me he vuelto ningún iluso fantástico, soy bien consciente de que la gravedad  en las presentes condiciones, es un vector que apunta hacia el centro de masas del sistema, que en este caso, es también centro gravitatorio, y que en la práctica, es el núcleo terrestre, y todo lo que sube, baja. Así que no... no se me ha ido la pinza.


Lo que sí estoy diciendo, es que quizás no hayamos sabido interpretar la naturaleza real de estos vectores de fuerza, en concreto el gravitatorio, de forma que podamos descomponerlo o mejor dicho, saber de dónde viene e interpretarlo correctamente, ya que sí con tecnología artificial, o con materiales con propiedades electromagnéticas, puede ser compensado o superado, quiere decir que de alguna manera, puede ser vencido. La ausencia de gravedad puede recrearse en entornos cerrados,  pregúntale a los astronautas de la NASA, porque es  precisamente en esas cámaras donde entrenan. 

Y esto va más allá: no solamente más allá de la física de partículas, o de la mecánica clásica, que en algún momento de nuestra vida hemos estudiado, aunque sea de forma básica. Va más allá, en cuanto al control de nuestra percepción de la realidad, y en las barreras invisibles que nos son impuestas, o que nos imponemos a nosotros mismos, sin ser conscientes de ello, acerca de los límites de lo que se puede hacer o no se puede hacer.

Es como si nos bloqueásemos a nosotros mismos, poniéndonos una limitación invisible, porque no somos capaces de ver más allá de lo que vemos con los ojos. Y como alguna vez hemos dicho por aquí: que no lo veamos, no quiere decir que no exista. Vamos a ver, todos hemos subido a un avión, pero no estoy hablando exactamente de volar mecánicamente,  estoy hablando  de un bloqueo físico, o mejor dicho, biológico y perceptual, que hemos llegado a anclar condicionando nuestra evolución. Creer que algo es imposible, no implica necesariamente que lo sea, e idem al revés. Quizás deberíamos ser más humildes  y reconocer que no sabemos el cómo, antes de decir que no se puede. 

¿POR QUÉ LO LLAMAN ARQUEOLOGÍA PROHIBIDA? 


Existen restos de arquitectura megalítica y ciclópea, que no hay manera de poder replicar a día de hoy con la tecnología actual de la que se dispone. Volúmenes de roca cuyo transporte resultaría imposible y cuyo montaje piedra sobre piedra, incluso a día de hoy sería imposible realizar ni con la maquinaria pesada disponible en el mercado más avanzada, o específica para trasladar semejantes bloques o  megalitos. Y estamos hablando de lo que se llama arqueología prohibida, denominada de esta forma, porque no hay manera de explicarla o encajarla dentro de la versión oficial, y sin embargo ahí está.


Partiendo de que estudiamos la física y la mecánica, que “se nos permite estudiar” y que por tanto, es limitada porque no desvela verdadero conocimiento, o un conocimiento más profundo, si no quieres tener alguna aplicación fuera de lo puramente industrial, reducido a la mecánica, arquitectura, motores, construcción, extracción, hidráulica, electrónica, etc. Toda esta ciencia está condicionada a la explotación tal y como como la conocemos en la actualidad, sin abrir la puerta a un conocimiento científico, que realmente nos libre del modelo actual de desarrollo, basado en la explotación y consumo de recursos  naturales finitos.

Todas las alternativas científicas tecnológicas que aparecen en la investigación, son inmediatamente silenciadas y perseguidas, hasta el punto de la amenaza o muerte de estos investigadores. No es ninguna broma, la ciencia que favorece la evolución humana es perseguida con virulencia, mientras que la tecnología que condiciona al ser humano a fundirse con maquinaria y electrónica, es fomentada por todos los medios, ya que deriva en esclavitud sin vuelta atrás

Hasta ahora la gravedad, ha sido interpretada como una ley física infranqueable y omnipotente, aplicable a todo el espacio sin excepción ¿por que? Porque es lo que experimentamos, así de simple. Y lo que en física se considera por aproximación una constante, hay un conocimiento más profundo que la refleja como lo que realmente es: una variable compuesta.

LA DIFERENCIA ENTRE OBJETO Y ATRIBUTO


Mira, yo no soy nadie, pero si te puedo decir que hasta ahora, hemos estado interpretando la gravedad de una forma errónea, porque la hemos encerrado, o mejor dicho, reducido a una variable de nuestra realidad tridimensional. Y cuando hablo de espacio, me refiero a la realidad tridimensional cartesiana. Nuestra 3D de de toda la vida, nuestro Kí, nuestro entorno de la Matrix… como lo quieras llamar.


Pero en cuanto somos conscientes que existe más realidad de la que vemos, de la que percibimos con nuestros sentidos y que por tanto, existen más dimensiones aparte de las cartesianas y el tiempo, entonces... la gravedad pasa a ser un atributo del espacio. Y como atributo del espacio, se comportará de forma diferente, condicionada al resto de dimensiones. Si en la 3D de la mecánica clásica, es un vector; entonces en un espacio de 4 o más dimensiones, se comportará como un plano, o un hiperplano. No me estoy inventando nada, esto es álgebra lineal.

Un atributo es una cualidad, pero no necesariamente algo que condicione la naturaleza del objeto. Ya que un atributo que condiciona, deja de ser un atributo y pasa a ser el objeto de la propia definición. En el momento en el que somos capaces de ver, que la gravedad es un atributo del espacio, podemos ser conscientes de que como atributo no condiciona la realidad y por tanto, podemos no solo alterarla,  si no encontrar los canales o materiales necesarios, que son capaces de superar los parámetros impuestos, por el entorno reducido en el que nos movemos en esta 3D, a la que estamos sujetos en la superficie terrestre.

Hay mucho más mundo y mucho más universo, que esta superficie terrestre en la cual nos desarrollamos y en la cual vivimos. Nuestro único problema es el desconocimiento, porque pretendemos traducir toda la realidad a lo limitado de nuestra percepción, una casuística reducida por unos valores dados, que por conformar las condiciones del entorno, hemos creído, hemos fijado como únicas y constantes, olvidándonos de que se trata de una fórmula más compleja, en la que intervienen varios parámetros.

NUESTRA CONCEPCIÓN DE LA GRAVEDAD NOS LIMITA


Algo que define y que da un sentido, no es modificado porque forma parte del concepto y define al objeto al cumplirse en todos los casos. En cambio, un atributo puede ser alterado, regulado o modificado de forma, que se pueden alterar las propiedades del objeto principal sin que esté pierda su auténtica naturaleza.


El hecho de percibir la gravedad como una regla o una ley, nos cierra de forma tajante cualquier posibilidad de evolucionar, o mejor dicho de descubrir la verdadera naturaleza de la materia, no porque no necesitemos cambiar nada que no exista ya, solamente debemos percibir la materia y el espacio de una forma más amplia, a la ya tan reducida versión de la que estamos acostumbrados de materia, espacio y tiempo.

En el momento en el que hablamos de regla o ley, estamos dando a entender que esa variable se cumple siempre de la misma forma y de manera invariable, le damos un carácter de axioma, en lugar de verlo como una cualidad de la materia o del espacio, que puede variar,  andar otros valores a los parámetros de la ecuación, número de variables que  intervengan, según las n dimensiones del espacio o del hiperespacio que estemos tratando.

Esto que parece tan abstracto, estará al alcance del conocimiento de muchos, una vez el hardware y la programación cuántica, se estandarice. Todavía queda mucho tiempo para esto, pero llegará y entonces, salir de la tercera dimensión, manejar múltiples variables dimensionales en nuestros cálculos, en nuestra vida diaria y en nuestra toma de decisiones, dejará de ser ciencia ficción.

LA CLAVE ESTÁ EN EL ADN


De hecho, me atrevería a decir que la clave de la computación cuántica, está en el propio ADN, ya que es el código que une de una manera químicamente sutil, el hardware con el software, el dispositivo con el programa, el soporte físico con las instrucciones, el cuerpo con el ánima, etc. sin restricciones dimensionales. Tampoco hemos sido capaces de percibir la totalidad de la información que contiene nuestro ADN y que sin embargo, ahí está: encriptada hasta que sepamos cuál es su mecanismo, o sus condiciones naturales de activación. Somos ordenadores biológicos que decodifican información encriptada del entorno. Y lo hacemos continuamente, llamando realidad a esta información decodificada,  desde el espectro sumamente reducido del que disponen nuestros sentidos. 


Y nosotros no terminamos de salir de aquí, porque nuestra estructura de pensamiento sigue el mismo patrón de percepción, bajo el cual concebimos la gravedad y otro conjunto de verdades empíricas o axiomáticas, que consideramos de esa manera, simplemente por el desconocimiento de lo que hay detrás.

Si vemos por ejemplo, un objeto flotando suspendido de forma estática en el aire sin estar sujeto por ningún elemento, soporte,  cuerda o cable, lo primero que pensamos, es que tiene truco ¿verdad? Lo último es lo que pensamos, es en las propiedades del material o los materiales  de los que está formado el objeto, o bien las propiedades de la superficie sobre la cual planea ese objeto.

Estaríamos pensando o bien en un truco de magia, o en efectos especiales, o en una artimaña hecha para engañar a nuestra percepción, ya que supuestamente, es científicamente imposible en las condiciones actuales, que un objeto con masa sometido a un equilibrio de fuerzas compatible con las condiciones terrestres, pueda flotar impunemente... sin que haya algo que no lo esté sujetando de forma activa. 

¿CUÁNTAS VECES HEMOS OÍDO HABLAR DE LA ENERGÍA LIBRE?


Como una panacea idealista a la que jamás llegaremos por muy positiva que sea ¿Sabes por qué? Porque aunque existe energía libre en el entorno, que por el momento no sabemos utilizar o canalizar, no interesa que seamos libres del consumo de energía. La Energía es lo que hace que se muevan las cosas.

Si la energía es libre, quiere decir que es ilimitada y si es ilimitada quiere decir que es accesible y que no merece la pena tarificarla, ya que tarde o temprano sabríamos encontrar por nuestros propias medios la forma de explotarla, canalizarla o distribuirla sin necesidad de que nos la proporcionara o dosificara un proveedor, como ocurre actualmente sin alternativa alguna.

Esta fue la verdadera disyuntiva entre Edison y Tesla. Tesla vio la posibilidad de la energía libre y esto no le interesaba a nadie, porque haría que se terminara el negocio de la energía, cuando realmente la energía no debería de ser un negocio, sino un medio para poder centrarnos en otras cosas más importantes. Si convertimos el canal en el fin, jamás seremos capaces de evolucionar. Fíjate tú por dónde, creo que ese es el objetivo de aquellos que nos pastorean: que no evolucionamos

Es la saturación del segmento de los intermediarios, cuando ya no hay nada más que vender o se pierde el norte acerca de los nuevos productos, objetivos, Ante la escasez de estas ideas, seguimos centrados en la especialización sobre el canal y nos hacemos expertos en la mediación, convirtiéndola en un fin ensimismo, en lugar de buscar productos innovadores que realmente nos den una respuesta. Esto es lo que nos pasa con la energía: la energía no debería ser considerada como un fin de consumo en sí mismo, sino como una herramienta.

Cuando te obligan a pagar por el aire que respiras, no te planteas que con ese mismo aire puedes volar.

Somos antihéroes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.


Comentarios

LO MÁS LEÍDO 🔎