¿QUÉ HAY DETRÁS DEL APAGÓN DE INTERNET? 👁

Who controls the past controls the future. Who controls the present controls the past.

― George Orwell, 1984


Tras la enésima amenaza publicada a bombo y platillo, para condicionar a la población mundial, lejos de sorprenderme, al conocer la dinámica de las narrativas, cíclicas, alternas o reiteradas, solo me queda por aportar mi pequeño granito de arena, para darle una explicación, al tan redicho apagón global de Internet. Un cisne negro, como lo llaman, con el que no dejan de advertirnos y cuya llegada parece inminente. Algo así como “el meteorito del mes”, pero mucho más probable, por los intereses que hay detrás.

Vaya por delante que una cosa son los planes y otra muy distinta lo que realmente vaya a suceder, ya que esta gente siempre calibra la respuesta y las reacciones a sus amenazas, para darle viabilidad o no a su jugada de ajedrez particular. Y en base al condicionamiento y sometimiento que observen, actuarán de una manera u otra. Ellos crean el problema, y después tratan de imponer sus soluciones. Creo que hasta aquí llegamos todos.

OTRA NARRATIVA más, PARTE DE UNA OPERACIÓN MULTINIVEL


El caso del apagón digital, no deja de ser un ejemplo de manual, del problema-acción-solución, con su amenaza constante de caos y miedo, en el que ya los mismos dirigentes criminales qué lo organizan, tienen ya prefijada desde hace décadas o incluso más tiempo, una hoja de ruta en la que al final como siempre, se presentarán así mismo como salvadores. La misma basura de siempre.


Recuerda que estamos hablando de operaciones multinivel, que no solamente afectan a un estrato de nuestra realidad cotidiana. Y más allá de sus aspiraciones declaradas abiertamente como eliminar el efectivo, el aislamiento del individuo, o el control mediante datos biométricos, lo que se baraja aquí más que una militarización de la red, es un reseteo cuyo objetivo principal, es eliminar la memoria y cualquier huella de historia reciente, que venga recogida en un soporte digital accesible al público.

El hecho, es que la mayoría de la gente a lo que tiene un miedo más real e inmediato, es a que sus ahorros o su patrimonio recogido en soporte digital, desaparezca de la noche a la mañana y verse sin nada. Este es un miedo lógico. Y más cuando la inmensa mayoría de las infraestructuras económicas, están soportadas en la red. Si te das cuenta, todo ha sido realizado de esta manera, para que exista una dependencia global.

Una dependencia objetiva e indiscutible de Internet para pagar, comprar, ahorrar o trabajar. Y al intimidar a la población con que todo esto puede desaparecer de un día para otro, aunque sea solo por un lapso de tiempo, hace que la seguridad que muchos tienen en su día a día, flaquee por el hecho de verse sin nada o perderlo todo, sin garantía alguna de que pueda ser recuperado. No es que me de igual: solo soy consciente de que a este mundo vine desnudo y sin nada, y de igual forma me iré.

INTERNET ES UNA RED MILITAR DESDE SU ORIGEN


A la gente se le olvida, o quizás ni siquiera lo sepa, qué Internet desde su mismo origen, es una red militar que fue creada como un canal de comunicación interno fuera del ámbito civil, y que por ser una herramienta de comunicación muy funcional, se fue abriendo poco a poco al público, ampliando su ámbito de influencia al mundo civil. Este Internet es el que conocemos ahora, pero si se te olvida o no sabías su origen militar, realmente no sabes dónde estás.


Todos los avances tecnológicos que se ponen en servicio en el ámbito civil, como patentes, materiales, avances médicos o científicos, todos han pasado primero por una necesidad de raíz militar y una vez aprovechada, se ha empezado a explotar para el uso doméstico. Y puedes tener claro, que esto no ocurre hasta que no aparece una nueva tecnología que desactualiza a la anterior. Y por supuesto, Internet no es una excepción. ¿Lo vas pillando?

Por eso esto va más allá de acabar con una supuesta economía libre paralela, fuera del control de los gobiernos. Aunque ese sea uno de sus objetivos en el corto plazo. Básicamente lo que quieren, es eliminar información e instaurar un nuevo canal de comunicación, que mágicamente aparecerá, en el caso de que ejecuten el plan. Y tras un periodo de caos predicho, se imponga el uso de una nueva red, con unos niveles de control mayores y más opresivos.

Estaríamos hablando de unos niveles en los que se nos imponga por ejemplo, el acceso obligatorio mediante datos biométricos, acompañado de requisitos umbral, establecidos de comportamiento civil o sanitarios, basado en puntos, bonificaciones y penalizaciones, cuyo soporte dependa de un certificado digital. De forma que nadie pueda acceder de forma anónima, y que tanto el dispositivo como el canal, estén asignados a una sesión de usuario sin la cual, no se podría tener acceso. Digamos que esta sería una manera muy obvia, de recordarnos que Internet fue, es y será siempre un arma militar para el control de la población.

EL INCENDIO DE LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA DIGITAL


Pero a pesar de todo, está no sería la parte que más me preocupa, porque toda la gente se mira el bolsillo en primer lugar, y se olvida de que al eliminar la información, se elimina también la historia. ¿Recuerdas el incendio de la Biblioteca de Alejandría? Y mientras todo el mundo anda preocupado por no perder sus ahorros en metálico o en criptomoneda, la información más valiosa en cuanto a historia y ciencia, por muy oficial y falseada que esté, no deja de ser una referencia fundamental para ubicarnos en esta realidad.


Si desaparecen estas referencias, que es lo que verdaderamente persiguen, crearán otras más convenientes en las que reescribirían la historia a su antojo. Y esto que hemos visto tantas veces en la ciencia ficción, y también en la historia de la humanidad, sobre el cómo se reescribe la historia tras un cambio de régimen, sería precisamente lo que les daría la oportunidad, para gobernar a una masa de población sin referencias anteriores, que no sabe de dónde viene y a la que le tienen que decir a dónde va.

Porque a pesar de que la información de la que disponemos hoy está contaminada manipulada e interferida, y aunque no tengamos la totalidad de la historia o la foto global vista desde arriba, hay demasiadas piezas del puzle que nos dejan muy claro, que las cosas no encajan tal y como nos han contado. Si eliminas esas piezas y construyes un relato de narrativa única, hegemónica y global, tendrás un mundo ignorante lleno de personas a tu merced en la que trate de eliminarse por completo la individualidad y el espíritu crítico. Porque si solamente existe un relato después de un reseteo de información ¿Qué necesidad de investigar hay? Si ya te lo dicen todo ellos…

Una historia fabricada, que comience con un año cero antes del cual solamente había caos y miseria ¿te das cuenta? Piensa ahora porque en los últimos 50 años se ha generado una dependencia total de la red, porque la gente lee cada vez menos y por qué les interesa que tengamos ciclos vitales ajustados única y exclusivamente a una utilidad laboral, para que nadie llegue a los 100 años.

SI PUEDE DESCONECTARSE, NO ES LA SOLUCIÓN… ES EL PROBLEMA


Es por eso que las personas mayores les molestan tanto, porque ellas en sí mismas, tienen experiencia, referencias y conocimientos de una época anterior, en la que no hacía falta un soporte digital para obtener conocimiento. Si tienes una sociedad llena de adolescentes intelectualmente hablando tendrás una sociedad manipulable en todos los sentidos.


Y si les dices que el año cero fue antes de ayer y que antes de eso no había nada solamente caos y miseria pues se lo creerán. Y si les dices que la gente vive máximo 50 años pues les parecerá normal. Y si escribes las leyes y los patrones de conducta social y educativos tendrás un mundo lleno de títeres, que ni siquiera tendrán consciencia de que lo son.

Porque no estoy diciendo hoy no estemos manipulados, ni intervenidos, ni interferidos... ¡Claro que lo estamos! Y tratar de negarlo sería una estupidez. Pero al menos, somos conscientes de ello, y eso mismo es lo que nos empuja a querer saber quiénes somos, porqué estamos aquí y lo que hemos venido a hacer. Por eso hacemos lo que podemos, con las piezas del puzle que no han conseguido ocultar o eliminar.

Cualquier cosa que se pueda apagar o desenchufar no es verdadero progreso… Todo lo contrario: es la puerta por la que entramos a la jaula… puedes pintarlo todo lo bonito que quieras. El alma humana es imparable y por más obstáculos que le pongan, siempre termina aprovechando su oportunidad. Lo saben y lo temen.

Somos antihéroes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

  1. Muy bien explicado, gracias. Es el escenario de la pelicula "The giver" donde ademas muestran las "medicinas" diarias que se tienen que tomar para ser un buen cuidadano. Habra que ejercitar la memoria mas que nunca...afortunadamente , todavia quedamos vivos muchos que fuimos a EGB jiji. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo llevo diciendo ya hace tiempo.
    Nos dicen que se quiere instaurar un gobierno mundial controlado por la IA, y yo digo que ese gobierno será mundial con la IA y militar total.
    Luego hay canales "de los de los buenos" que anuncian y piden que los militares actúen ya. No se preocupen ustedes, lo harán, pero cuando los incautos estén tan convencidos de que los militares les salvarán, ellos tendrán la excusa perfecta para intervenir porque se lo pide el pueblo. Perfecto.
    Y el Garrafal anunciando cada día el apagón y que los militares esto y lo otro.
    Para mear y no echar gota.

    ResponderEliminar
  3. A lo largo de mi leyenda presente, he conocido mucho oralmente, osea, preguntando y escuchando a mis/los mayores... siempre he seguido ese ejemplo,aunque hoy como ayer, no son tantos los que quieren escuchar; pero el número no es lo más importante, sino seguir practicando "el cuento oral" para que la memoria del saber persista.
    Gracias por tu labor y mucho ánimo al espíritu de todos desde el mío ( de todos y para todos)
    La Maru...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El mundo no va a cambiar por lo que vayas a decir ahora, créeme... pero si crees que merece la pena y debes decirlo ¡adelante! Es tu decisión.

LO MÁS LEÍDO 🔎