LAS OPERACIONES MULTINIVEL Y EL SIGNIFICADO REAL DE LAS GUERRAS 馃憗馃懡

Let us never forget that government is ourselves and not an alien power over us. The ultimate rulers of our democracy are not a President and senators and congressmen and government officials, but the voters of this country.

― Franklin D. Roosevelt


La informaci贸n que nos llega, afecta a nuestras decisiones, que a su vez dependen de la voluntad. Si la voluntad se pliega voluntariamente por determinada informaci贸n, asumiremos consecuencias que se reflejar谩n en el karma. Y a su vez el karma, ser谩 la moneda de cambio en el ciclo de reencarnaci贸n, si no nos mostramos firmes en el momento de cortarlo.

LAS DECISIONES Y EL KARMA


Lo que ves y lo que oyes, no solamente es lo que ves y lo que oyes, sino todo lo que implica en cuanto a decisiones, voluntad y karma, que de forma calculada han tratado de prevenir, los redactores de la narrativa de este entorno, que para algunos es un parque tem谩tico, para otros es Granja Prisi贸n, y laboratorio para el resto que observa sin ser visto.


Y si ya ha quedado claro, que estar dentro de este entorno, es sin贸nimo de ser explotado de forma energ茅tica, no solamente f铆sica y econ贸mica, la 煤nica forma de salir es una decisi贸n consciente y voluntaria, que deberemos de tomar llegando el momento, ante la coacci贸n segura de las entidades que controlan el ingreso y salida de almas de este entorno.

Puedes dar por hecho que bajo ning煤n concepto, estas entidades nos lo van a poner f谩cil, y nos har谩n ver y o铆r lo que haga falta, para plegar nuestra voluntad de forma voluntaria, a continuar dentro del ciclo, para ser explotados una y otra vez, firmando una nueva deuda. Que sea de forma voluntaria, es precisamente lo que le da un valor de exenci贸n de karma a estas entidades.

UN EFECTO MARIPOSA ORGANIZADO Y CONTROLADO


Sin libre albedr铆o nuestras decisiones no ser铆an tales, y la aceptaci贸n de las consecuencias presentes en este entorno, y las trascendentales, para las que por el momento no tenemos percepci贸n, o forma de medir, no tendr铆an un valor de karma. Y por tanto, no podr铆an ser aprovechadas, por las entidades gestoras de la granja para mantenernos dentro del ciclo.


Ten presente que cada una de nuestras decisiones tiene su trascendencia, no solamente aqu铆 ¿Recuerdas las palabras de M谩ximo? Lo que hacemos en esta vida tiene su eco en la eternidad. Pero a la hora de la verdad, esa realidad es mucho m谩s pr谩ctica, qu茅 茅pica. Una sola acci贸n, no tiene solo una repercusi贸n puntual, es algo mucho m谩s amplio y calculado.

No solo hablamos del 谩mbito f铆sico, o econ贸mico, estamos hablando de consecuencias que interact煤an entre realidades, que no somos capaces de percibir en este plano de consciencia, pero que sin embargo, resultan afectadas por nuestros actos y pensamientos, y viceversa: a nosotros nos afecta lo que pasa en estas otras realidades o l铆neas de tiempo.

OPERACIONES MULTINIVEL Y EL PRINCIPIO DE CAUSALIDAD


Las llamamos operaciones multinivel, porque cuando se programan y ejecutan, no solamente se hacen para afectar un determinado 谩mbito puntual, sino que est谩 previsto que su repercusi贸n venga una trascendencia dentro de este entorno, y en las l铆neas de tiempo alternativas, o las otras realidades que se ven afectadas por la nuestra.


Cuando tomamos una decisi贸n, y pensamos solamente en lo que nos afecta en medio y corto plazo, no caemos en la deriva de consecuencias que ir谩 detr谩s, si la decisi贸n es tomada desde nuestro libre albedr铆o. De igual forma, nuestra decisi贸n ha podido ser el fruto de unas consecuencias en deriva causal y por tanto, condicionada.

Condicionada no s贸lo por hechos anteriores en el mismo plano, sino fruto de la influencia de otras realidades que no percibimos, y que interact煤an constantemente con nosotros, de forma interdimensional, o como realidades superpuestas, o incluso dentro del mismo entorno tridimensional, para el cual nuestra percepci贸n es sesgada y por tanto no vemos.

LA GUERRA: EJEMPLO DE OPERACI脫N MULTINIVEL POR EXCELENCIA


En apariencia las guerras han sido siempre originadas por la competencia de los recursos entre dos estados, dos bandos o facciones, o m谩s agrupados de forma organizada, aline谩ndose en base a un conflicto de intereses contrario, en el que solamente termina pagando qui茅n paga siempre: la poblaci贸n. Las guerras son la gran estafa de la historia.


Los verdaderos intereses de los de arriba, han sido siempre garantizarse los recursos a s铆 mismos y el control de la poblaci贸n, y cuando la poblaci贸n se vuelve numerosa y existe un cierto bienestar, es dif铆cil de controlar. Los de arriba programan una cosecha, de forma que sea la propia poblaci贸n la que se enfrente y termine consigo misma, reduciendo su n煤mero.

De forma que quienes mandan realmente, hacen el verdadero negocio no solamente en cuanto a vivir del conflicto, sino provoc谩ndolo y deton谩ndolo, ejecutando cosechas energ茅ticas masivas asociadas al sufrimiento y a la muerte, alimentando as铆 a las entidades que las gobiernan, sirvi茅ndose de los seres humanos, utilizados bajo alguna causa.

OPERACIoNEs MULTINIVEL EN LA 脡POCA ACTUAL


Reducir la poblaci贸n a niveles de un control, que garantice la supremac铆a de los controladores, ha sido siempre la obsesi贸n del verdadero gobierno de la Granja. Ya que una poblaci贸n numerosa, es m谩s dif铆cil de controlar cuando se rebela de forma abierta, cuando ya es consciente de s铆 misma y de la explotaci贸n a la que est谩 siendo sometida.


El concepto de guerra, ha tenido que cambiar, por lo que ahora se persigue reducir la poblaci贸n a trav茅s de la eugenesia, ante la ausencia de conflictos armados dentro de un entorno m谩s civilizado, sirvi茅ndose de la contrainformaci贸n, en una operaci贸n multinivel contra la poblaci贸n, para que sea el propio humano, el que acepte quitarse de en medio,

De una forma gradual y cada vez m谩s eugen茅sicamente abierta, tratan de llevar al humano poco a poco, a aceptar desde su libre albedr铆o, la propuesta de terminar consigo mismo, bajo los pretextos de la salud del planeta, y escasez de recursos, para reducir su ciclo vital solo a un periodo 煤til de vida de trabajo.

No solo esto, sino adem谩s un desplazamiento de la poblaci贸n a trav茅s de una nueva terraformaci贸n, y una cosecha energ茅tica masiva, aceptada de forma indirecta, ambas amparadas bajo narrativas cada vez menos sutiles y m谩s descaradas, porque solo persiguen la reducci贸n de la poblaci贸n en n煤mero, de forma descarada.

Ser谩 que somos demasiados para ser controlados por unos pocos y cada vez nos tienen m谩s miedo.

Somos antih茅roes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

LO M脕S LE脥DO 馃攷