AMOR INCONDICIONAL馃摐

El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante. No se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido. El amor no se regocija de la injusticia, sino que se alegra con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

― 1陋 Ep铆stola de San Pablo a los Corintios, Saulo de Tarso.


Empezar茅 diciendo que no te voy a pintar un solo coraz贸n rojo, ni siquiera en los emoticonos del t铆tulo. ¿Nunca te has preguntado por qu茅 el s铆mbolo del coraz贸n con el que se expresa muchas veces el concepto de amor, no se parece en la forma a c贸mo es un coraz贸n real? La forma en la que se simboliza el coraz贸n, como tantos otros s铆mbolos o signos, o sellos, por no decir la totalidad, aunque de hecho es la pr谩ctica totalidad, est谩 interferida. Podr铆amos decir que no hay ni s铆mbolo, ni maestro sin su interferencia. No se escapa ni dios. Y obviamente esa manera de expresar el amor, tiene su trampa.

No viene al caso entrar en una descriptiva exhaustiva que se alargue. Lo importante es que sepas, que el amor, y en especial a lo que llamamos amor incondicional, no es lo que nos han ense帽ado. ¿Y qu茅 nos han ense帽ado en esta burbuja occidental? Pues b谩sicamente lo que dec铆a Saulo de Tarso, m谩s conocido popularmente como San Pablo, en su primera carta a los corintios. 1 Corintios 13. Es una lectura recurrente en las bodas, y que seguro te sonar谩 de haberlo o铆do alguna vez, aunque no supieras ubicarlo exactamente. En unas versiones se utiliza la palabra caridad, y en otras la palabra amor.

¿C脫MO QUE TODO LO SOPORTA?


Es esta la versi贸n tan particular, que se nos ha dado a entender como amor incondicional, el que todo lo puede, todo lo cree y todo lo espera. Sin decir expl铆citamente, aunque se lee entre l铆neas, que viene indefectiblemente asociado al sufrimiento, o mejor dicho al sufrimiento permanente, o padecimiento de aquel, que todo lo soporta gracias a este amor incondicional, que es dado como no pod铆a ser de otra manera, por gracia de Dios a trav茅s de la fe. Pues eso… lo de siempre. Parece que no puede haber algo "bueno" en nosotros, si no viene alguien de arriba a conced茅rnoslo. Y date cuenta, que pongo bueno entre comillas con plena consciencia.


Y si todo lo crees, todo lo aguantas, todo lo soportas y lo sufres "en nombre de" creyendo que adem谩s lo que est谩s haciendo es "salvar" a los dem谩s, no hay nada que le guste m谩s a los arcontes, que una arenga hacia el martirio. Una deriva que no es m谩s que un sacrificio asegurado, con su correspondiente liberaci贸n de carga de loosh… se les hace la boca agua con "las causas nobles" y las luchas justas. Lo mires por donde lo mires, este es un concepto de amor incondicional, dise帽ado espec铆ficamente para que no falte alimento energ茅tico, fruto del sufrimiento y la confrontaci贸n entre semejantes.

En cuanto al amor rom谩ntico y a su 茅pica asociada, creo que lo tenemos todos bastante claro ¿verdad? Tanto se puede programar como desprogramar, a pesar que muchos de nosotros hemos crecido con ello, como si de un 煤nico fin vital se tratara. No deja de ser recurrente a lo largo de nuestra vida, lejos de despreciarlo, nos vamos dando cuenta poco a poco, hasta donde llega la programaci贸n y hasta donde llegamos nosotros.

¿REDUCIRLO TODO A BUENO-MALO?


La mejor manera de distorsionar e interferir un concepto, un valor o una idea, pasa por el uso del lenguaje. Recuerda que el lenguaje como tal es un c贸digo, y como c贸digo vehicular dentro de esta realidad, sirve a un prop贸sito muy concreto que es la programaci贸n. Y si yo te digo que el amor incondicional es lo m谩s, que es la plenitud del ser humano y una expresi贸n del alma, pero a la vez, asocio a la palabra incondicional, un valor y un contexto que distorsiona su significado original, acabar谩s desviando tu intenci贸n, tu voluntad y tu libre albedr铆o, a lo que esa programaci贸n te hace ver como incondicional.


Si en cambio empezamos a pensar en tolerancia, empat铆a, aceptaci贸n quiz谩s vayamos mejor encaminados, a lo que realmente implica el amor incondicional. Empezando por ampliar y ensanchar nuestra capacidad de entendimiento. Creo que esa ser铆a la palabra m谩s acertada para identificarlo: entendimiento por un lado y empat铆a por otro. Una vez m谩s pensemos o mejor dicho recreemos todas las frecuencias habidas y por haber, que implican el origen primordial, en el que todo tiene cabida, de forma infinitamente m谩s amplia, que reducirlo todo a bueno-malo, amor-odio o blanco-negro, propio de una c谩rcel dual que se nos presenta para reducir nuestra realidad y nuestra capacidad de entendimiento.

Una aproximaci贸n m谩s acertada al amor incondicional, ser铆a el saber verlo todo desde arriba con empat铆a, en todas las posibilidades, en todos los casos, en todas las situaciones y en todas las l铆neas de tiempo, sin una limitaci贸n de consciencia que nos terminara abocando a una implicaci贸n, confrontaci贸n o dualidad. O cualesquiera de las trampas o jaulas perceptivas, que puedan ser impuestas en la experiencia de esta Matrix en la que nos encontramos, as铆 como en otras Matrix.

SEGUIR AMANDO A PESAR DE SUS DECISIONES


Los estados exaltados positivos, a los que vulgarmente nos referimos o nos entendemos como mantener la vibraci贸n alta, no est谩n exentos de su interferencia. Un amor global y positivo "en plan quiero a todo el mundo" es un nicho para la parasitaci贸n que no pasa de ser una propuesta idealista de amor de pancarta, alegando una bondad infinita, muy alejada del sentido real de lo que son las frecuencias generatrices de realidad, en las que todo cabe nos guste o no, o lo entendamos o no. Ese positivismo extremo no deja de ser una polarizaci贸n, que nos devuelve inexorablemente a la trampa de la dualidad.


En lo que m谩s cerca nos puede pillar, entendiendo este amor incondicional como ese entendimiento emp谩tico desde la totalidad ¿somos capaces de aceptar las decisiones que no entendemos de las personas que m谩s queremos? Y cuando me refiero a aceptar, me refiero a seguir amando a esas personas que realmente nos importan, cuando toman decisiones totalmente alejadas o contrarias, a lo que nosotros hemos entendido interiormente como consciencia. Y me refiero en todas sus consecuencias, cuando sabes que han delegado la responsabilidad sobre s铆 mismos, y han actuado en contra de su propia esencia y a su vez, de las personas que les rodean.

Entonces, ¿somos realmente capaces de amar incondicionalmente? ¿somos capaces de respetar ese libre albedr铆o, a sabiendas que nuestros seres queridos, hayan elegido una deriva que facilite su desplazamiento como humanos a otra cosa? Creo que esta puede ser la tesitura m谩s dif铆cil, o la m谩s extrema con la que nos podemos encontrar, de forma m谩s habitual con las personas que realmente nos importan. Amarlos aun cuando no lo ven, o no quieren ver lo que han hecho consigo mismos y con sus familias. Es algo ante lo cual no podemos erigirnos como salvadores o responsables, cuando un alma es libre de tomar la v铆a que haya decidido para s铆 misma, de igual forma que nosotros hemos tomado nuestro camino.

CADA CUAL TOMA SU DECISI脫N


Porque una cosa es expresarlo desde una ecuanimidad con la cabeza fr铆a, y otra muy distinta es recibir una llamada, en la que tu padre, o tu madre, o tu hijo o tu hermano, te comunican un problema que ha derivado en unas consecuencias que t煤 si sabes de d贸nde vienen, pero que ellos en momento alguno han estado dispuestos a asumir o aceptar. Esto no pasa en una sola casa, esto le est谩 pasando a millones de personas a diario. Y si bien en teor铆a todos hemos tenido las mismas oportunidades, y cada cual toma su decisi贸n, a veces lo m谩s duro es amar y no hacer nada.


Todos y cada uno de nosotros, tenemos el poder de transformar la realidad: nuestra realidad y la de nuestro entorno. Cuando digo todos me refiero a todos, incluso aquellos que delegan su poder creador, a un egregor creado espec铆ficamente, para desviar ese poder creador de los seres amados que voluntariamente lo delegan. Ese es su camino pero no es el nuestro, y m谩s tarde o m谩s temprano, ellos vivir谩n la vida que han elegido vivir y nosotros la nuestra.

Es muy f谩cil expresar en dos palabras el amor incondicional, pero cuando la diferencia frecuencial se da entre seres queridos, esa separaci贸n de mundos o mejor dicho de realidades, es un hecho manifiesto. Dejar ir es parte del camino, para abrirnos a la realidad que nosotros mismos estamos creando, y que compartiremos con aquellos, que resuenen en esta misma sinton铆a, sin necesidad de que tengamos que ir a convencerles.

Somos anti h茅roes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

  1. An贸nimo17:07

    Aceptar las decisiones de nuestros semejantes que corresponden a su programa de vida,sin interferir en ellas,es un acto en si mismo,de amor incondicional,cuando sabes y comprendes que est谩 ejecutando su libertad de experimentar y vivenciar dichas decisiones, estamos entendiendo lo que es el Amor Incondicional, con la implicaci贸n que conlleva de ejecutarlo. Respetar es amarte primero a ti mismo para poder ofrecerlo a los dem谩s.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. An贸nimo15:57

    El amor incondicional es el amor universal y no es un amor que observa y se queda inm贸vil. El que ama ayuda (no toma decisiones por otros ni los juzga) solamente ayuda en lo que sabe o en lo que puede

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

El mundo no va a cambiar por lo que vayas a decir ahora, cr茅eme... pero si crees que merece la pena y debes decirlo ¡adelante! Es tu decisi贸n.

LO M脕S LE脥DO 馃攷