5 RASGOS QUE DISTINGUEN A LOS HOMBRES APTOS 💪

Try not to be scared. You make mistakes when you’re afraid.

― Duncan Vizla (The Black Kaiser), Polar

Los hombres fuertes han sido admirados desde el origen de los tiempos: en la competición, en el deporte, en los mitos y leyendas. Y cuando hablo de fuerza, me refiero a la fuerza física, no a una adaptación poética o social, lo digo literalmente: fuerza física. Básicamente un hombre fuerte, y que además es alto y musculado, tiene más posibilidades de supervivencia evolutivamente hablando, y siempre será más considerado como apto, de cara a la procreación o a asumir el mando.


En cambio, los hombres débiles físicamente, o bajos en estatura, nunca son la primera opción, y siempre han tenido algo que demostrar. Y tampoco hablo de debilidad de forma metafórica: digo explícitamente, que los hombres de poca fuerza y menor estatura, son literalmente descartados, hasta que ellos mismos hagan la prueba y esfuerzo, de demostrar que son aptos. Aunque nada de esto es definitivo: alguien bajito o en la media de estatura, puede entrenar y dejarte a cuadros en una pelea. Bruce Lee estaba en el 1,71 y no sería yo desde luego quien le tosiera lo más mínimo. 

Seguro que te suena la fábula del patito feo, vale ¿qué quieres que te diga? Es basura y un mal consuelo para hombres de bajo estatus… no te puedo decir otra cosa. Cuando los hombres mienten en apps para ligar, lo hacen en base siempre a la altura y a lo que ganan ¿por qué crees que es? Porque aparte si no eres guapo de primeras, si no llegas al 1,80 y no ganas una pasta, ni si quiera existes. Aunque estoy seguro que muchas perdonarían la altura, si lo otro compensa ¿qué digo seguro? Al 100% y si tiene una forma física aceptable… pase. Claro que si la mezcla es alto + guapo + fuerte + con dinero, vas a tener que emplear mucho menos tiempo y esfuerzo que el resto de los mortales.

De ahí que exista un volumen amplio de hombres, que al no reunir digamos, los atributos más deseables para ser considerados automáticamente aptos, traten de compensar este déficit con otros atributos, porque es adaptarse o morir; pero la biología es implacable. Y además lo digo muy tranquilo, porque sigue siendo implacable en el siglo XXI. Quien no lo quiera aceptar, probablemente termine cuidando a los hijos de otro sin saberlo. Sé bien como suena lo que digo, también puedes elegir no creértelo, hasta que la realidad te abra los ojos. 


Vamos a ver, también tengo que decir que estos atributos dependen del ojo que juzgue y la función en cuestión para la que estés aplicando; pero es cierto, que nos cuesta menos, por ponerte un ejemplo, ver representada autoridad y mando, en alguien de mayor estatura, que en alguien que mida 1,60. Es algo instintivo. Y contra el instinto, es prácticamente imposible luchar, por mucha corrección social, educativa y cultural, que traten de incluir en nuestra programación como masa y como individuos. El instinto puede adormecerse, puede aletargarse, pero nunca desaparece: nunca. Debes tener esto muy claro, para no llevarte sorpresas en la vida.

Ahora, obviando altura, fuerza y complexión física, te voy a poner una lista sencilla de cinco rasgos clave, que identifican a un hombre apto, en contraste a lo que podemos considerar “un paquete” de tío. Sé que probablemente estés pensando en observar esos puntos, en función de resultar más atractivo de cara a las mujeres ¿verdad? ¡qué bien te conozco! Bueno, te adelanto que ese esquema mental con el que estás jugando ahora mismo, te descarta automáticamente para ser apto a cualquier nivel. Tienes que aprender a pensar en ti, pequeño saltamontes:

1. SEPARACIÓN Y CONTROL EMOCIONAL

Precisamente, esto es lo que nos distingue de otros seres inmaduros: el poder elegir cuando aceptar o rechazar una emoción, independientemente de cual sea ésta. No dudes un segundo, que esta es la puerta de entrada por la que medio mundo quiere entrar para acceder a tu interior, conocerte y así poder venderte algo. Mientras que la otra mitad, se debate entre lo que llevas o no dentro, para tenerte pillado y descubrir un punto flaco donde poder apoyarse para sacarte algo. Y no, no estoy a la defensiva: si no ¿por qué ese empeño en hacer que los hombres se abran emocionalmente?

Te diré algo que debes saber: analiza los resultados de tus acciones, cuando estas tienen un origen racional, y cuando por el contrario tienen un origen emocional. ¿En qué casos la realidad te ha sido más favorable? Cuando se nos tacha de fríos, realmente lo que quieren decir, es que no respondemos emocionalmente como se espera, por eso la pregunta es ¿quién puede esperar de un hombre una respuesta emocional y para qué? Ahí lo dejo.

2. TOMA DE DECISIONES CALCULADAS

Si eres capaz de pensar, eres capaz de calcular y de prevenir consecuencias de tus acciones. La paciencia es una virtud, y las prisas las tienen solamente las personas que necesitan de otras, una respuesta dependientemente urgente. Tomar decisiones calculadas, no solamente es signo de inteligencia, ya que lo haces en base a tus recursos disponibles, si no que te evitas quebraderos de cabeza, debido a deudas y compromisos, a los que la mayoría acceden simplemente por no saber decir que no a tiempo.

Para tomar una decisión calculada, debes tener toda la información posible y no solamente tu propia opinión; por lo que esto implica también aprender a escuchar a los demás, sin dejar polarizarte por sus intereses o tu propio estado de ánimo. Es más, si te sientes triste o excesivamente alegre, es poco probable que puedas pensar con claridad. La toma de decisiones calculadas implica neutralidad de tu parte ¿eres capaz de hacerlo o prefieres delegar esa responsabilidad en alguien que sí sea capaz? 


3. UN LENGUAJE NO VERBAL TRANQUILO

Mira tus manos cuando te expresas, o cuando te toca esperar ¿cuál es tu actitud? El control del lenguaje no verbal, es algo clave en tu vida y es algo que además se puede aprender a controlar. De la cabeza a los pies, nuestro cuerpo habla sin necesidad de que articulemos una sola palabra. Y de igual forma, desde la cabeza a los pies, es donde tenemos de mayor a menor control de nuestro verdadero estado. Puedes controlar más fácilmente una mueca o una sonrisa, que los movimientos y orientación de tus pies. De hecho, cuanto más alejada está la zona de tu cerebro, más se revela la intención o tu verdadero estado, al ser su postura o movimiento más inconsciente y menos influenciable por una postura elegida racionalmente. Tono de voz, movimientos rápidos o tanto necesarios como innecesarios, entran en juego.

Alguien con una actitud nerviosa y un lenguaje no verbal agitado o apresurado, inspira menos confianza, que por ejemplo alguien tranquilo, que se mueve cuando tiene que moverse y que al hablarte, lo hace con seguridad y no solo con palabras. Hay gente que mientras te habla, no sabe que hacer con las manos y se las esconde, o no te mira a la cara directamente. Siempre hay algo más de los que nos puedan decir las palabras ¿está seguro de lo que dice? ¿está mintiendo? ¿está nervioso? No es que traduzcamos literalmente todo esto cuando tenemos a alguien delante, pero puede estar seguro de que sí lo procesamos. Hay gente que sin saber por qué te cae bien de primeras ¿te has preguntado por qué?

4. ELUDIR Y NO ATENDER A PROVOCACIONES

Aquí no me refiero solamente a una provocación física, como podría ser una pelea o una competición, o malgastar tus fuerzas y arriesgar tu integridad, solamente por no quedar como un cagado. Si alguna vez tienes que ceder a una apuesta, o a una confrontación, debes estar seguro de que puedes ganar algo a cambio. Nunca lo hagas por orgullo, nunca lo hagas en base a cómo te sientes. Arriesgarte para nada, solo por orgullo, no te hace ganar nada. Recuerda: el ego tampoco se pesa en kilos, tienes que ser más inteligente, independientemente de quién esté mirando.

En este punto, me refiero más bien, a los aros sociales, a las tentaciones o ganchos que pueden tratar de hacerte para ponerte a prueba, a los test de aptitud que pretenden clasificarte como hombre de alto o bajo estatus, etc. Simplemente, no accedas a ello: no digas ni que sí, ni que no, no tienes por qué dar una sola explicación aunque te la requieran. ¿Estás trabajando? Pues si no estás trabajando, no procede dar explicaciones a nadie que no te esté pagando un sueldo, o que no sea un cliente, o a u superior al que le tengas que reportar. La mejor forma de superar un test, es pasar por encima de él y obviarlo. No persigas que te den una galletita al final, por haberlo “hecho bien” como hacen los perros adiestrados.


5. DEDICARSE TIEMPO A UNO MISMO

Que sepas que esta es la más importante de todas, y por eso precisamente la he puesto al final; para que entiendas que todo lo anterior, depende en mucho de si te quieres lo suficiente a ti mismo, como para dejar de ir de mártir y de triste por la vida, esperando a que se apiaden de ti, para ser capaz de formarte, cuidarte y dedicarte a hacer algo útil con tu vida, que te sirva a ti, reservándote un tiempo y un espacio. Separar un tiempo para ti, es básico y no es negociable.

Aunque tú creas que es algo a lo que “se puede llegar a un acuerdo”, es tu tiempo, solo corre hacia delante y como ya sabes: el tiempo no se recupera, por eso es nuestro recurso más preciado. Mucho más que lo pueda ser el dinero, el físico, el estatus, bla bla bla… Sin tiempo para ti es como si no existieras. Dedicarte un tiempo para ti, es lo que te va a permitir crecer, tener una vida sana, tener más conocimientos, poder tener una vocación y desarrollarte. Por eso supongo, que ya habrás empezado a notar, que conforme vas adquiriendo responsabilidades, parece que tu tiempo es cada vez menos tuyo y más de los demás ¿verdad? 


Somos antihéroes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

LO MÁS LEÍDO 🔎