Y TÚ ¿QUÉ HAS VENIDO A HACER AQUÍ? ES LA HORA ⏰

El poder viene en respuesta a una necesidad, no un deseo.

― Goku, Dragon Ball Z


Mira a las personas a las que quieres y que están más cerca de ti: tus padres, tus hijos, tu pareja, tus amigos y tus compañeros... y no pierdas mucho tiempo en pensar qué es lo que puedes hacer por ellos, si no ¿Qué es lo que puedes hacer por ti, para ti, para ellos y para todos? Empezando por activarte.

UNA CHISPA QUE SE PROPAGA QUE NACE DE TU LIBRE ALBEDRÍO


Todo empieza con una chispa que se propaga, encendiendo las chispas que habitan en los demás, haciendo que se activen y que a su vez enciendan otras. Es muy importante que seas consciente de que no todo depende de ti, pero a la vez tu parte es única e insustituible, y esa es la razón del porqué estás aquí.


Has de confiar en tu voluntad, has de confiar en ti mismo y en que los demás cumplan su parte. No pierdas el tiempo en lo que no puedes cambiar y céntrate volcando el 100% de tu energía en lo que sí puedes cambiar: en lo que realmente sí depende de ti, porque si todos hacemos eso, entonces sí que veremos un cambio real empezando por nosotros mismos

Es una reacción en cadena que empieza con una chispa: la tuya y no la de otro al que tengas al lado. Has de empezar por ti mismo. No esperes aplausos ni reconocimiento, porque esa es la trampa del ego y nuestro reto, es comenzar la lucha sin conocer el resultado, o mejor dicho: sin saber si veremos el resultado.

APRENDE A VISUALIZAR LA VICTORIA: ES LO QUE MÁS TEMEN


Visualízalo y empieza a proyectarlo. Y no te preocupes por lo demás, porque al visualizarlo y al ejecutar tu parte, estarás dando un paso para que tú y todos, lleguemos a ese punto de victoria que es el futuro que realmente deseamos, muy alejado del que tratan de imponernos a toda costa.


O es que acaso ¿no te has preguntado por qué han pisado el acelerador de la opresión humana? Saben lo que se les viene encima y están haciendo lo imposible, para que las personas se desanimen y no cumplan su parte. Si estás aquí, es por algo y para algo

No esperes a que te den una orden, no esperes que venga alguien a salvarte. Simplemente no esperes. Y de entre todas las interferencias que tratan de entorpecer y desanimarte, aquilata y discierne, qué es lo que viene de ti y qué es lo que viene de fuera, porque la respuesta solamente puede venir de ti y de tu interior.

Mira todo el esfuerzo que están invirtiendo en apagar y condicionar, esa voluntad individual tuya, que te hace ser quién eres y no lo que te dictan. Y date cuenta de una maldita vez, que tienes mucho más poder del que crees tener, porque nadie salvo tú puede acceder. Entrar a ese lugar dónde reside tu voluntad y tu libre albedrío, para más allá de tomar una decisión, tomar la acción necesaria que es capaz de cambiar el mundo, empezando por tu mundo, que es empezando por ti.

NO BUSQUES GUÍAS NI MAESTROS: TÚ ERES TU PROPIO MAESTRO


Ni siquiera tienes que transformarte en lo que no eres, sino desprenderte de todas las capas condicionantes y peso muerto, que a lo largo de toda tu vida te han cargado, para no darte un respiro y que tomes verdadera consciencia de tu verdadero ser. Visualízate e imagínate sin esas cargas, dejándolas atrás mirando solamente hacia delante, porque solamente así serás capaz de ser realmente tú.


Visualiza una reacción en cadena que sale desde ti mismo y que prende, en todos aquellos que te importan y a los que quieres. No te pares a esperar el resultado, porque ya sabes cuál es el resultado: y es que nosotros somos muchos más y juntos somos imparables. Y no existe más división, que las artificiales que tratan de separarnos, para que no tomemos consciencia de lo fuertes que somos cuando conseguimos unirnos. Divisiones y jerarquías artificiales, que lo único que reflejan es el miedo que nos tienen.

Nunca antes habíamos llegado a este extremo, en el que cada vez vemos más claro que nuestro futuro en esta línea de tiempo, nos lo estamos jugando hoy y ahora mismo. Y que lo que hagamos en el presente, será decisivo para que quienes vienen detrás de nosotros, sigan siendo libres. Y digo sigan, porque tú y yo somos libres: es nuestra condición por mucho que traten de hacernos creer que no es así.

Deja atrás el lastre de la culpa, del miedo, del yo no puedo, del ya vendrá otro que lo haga... porque todo eso ya no existe, todo eso ya pasó y ha quedado atrás. Y todos esos pasos que has dado, han ido encaminados uno tras otro, para que hoy y ahora tengas una experiencia y un aprendizaje, que de otra manera no hubieras obtenido y que te servirá, para discernir hasta dónde llegas tú, y hasta dónde llega el mundo que te rodea.

Nadie salvo tú puede hacer tu parte: no existe más futuro que el presente que eres capaz de crear.

Somos antihéroes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

Publicar un comentario

El mundo no va a cambiar por lo que vayas a decir ahora, créeme... pero si crees que merece la pena y debes decirlo ¡adelante! Es tu decisión.

LO MÁS LEÍDO 🔎