LA RELACIÓN ENTRE EL CUERPO FÍSICO Y NUESTRA NATURALEZA INTERDIMENSIONAL💡

Son vanas y están plagadas de errores, las ciencias que no han nacido del experimento, madre de toda certidumbre.

― Leonardo da Vinci


Si decimos que el ser humano es un ser multidimensional, no es lo mismo que decir que es interdimensional. Interdimensional quiere decir que al menos dos dimensiones convergen en él, mientras que multidimensional, quiere decir que es capaz de mostrarse en varias dimensiones, que no tienen por qué converger entre sí, pero que se están relacionadas.

Y estas dimensiones o bandas de frecuencia en las que somos capaces de percibir, están relacionadas entre sí gracias a la entidad, en este caso lo que entendemos por ser humano, capaz de convivir en varios planos que se afectan entre sí, pero de los cuales desde nuestra realidad actual, no tenemos información completa.

Esta afectación, influencia o intersección, es la interdimensionalidad que hace que varias dimensiones converjan, creando espacios que pueden ir desde un simple punto, una recta, una superficie, un plano, volúmenes o formas geométricas, que por estar limitados dentro de un espacio vectorial de tres dimensiones, no seríamos capaces de representar.

UNA FORMA DE ENTENDER LA INTERDIMENSIONALIDAD


Para entenderlo un poco mejor, el álgebra lineal básica, nos dice que dentro de un espacio vectorial de tres dimensiones, dos rectas que convergen, se cortan en un punto. Fácil de ver y de intuir. De igual forma, vemos que dos planos que no son paralelos, se cortan según una recta. Y que una recta y un plano que convergen, se cortan también en un punto.


Si nos vamos a los volúmenes, dentro de este mismo espacio de tres dimensiones, dos volúmenes que convergen entre sí, definen una superficie de corte, que en matemáticas se corresponde con la ecuación de un plano. Y a su vez un volumen que es cortado por un plano, define una superficie. También tres planos entre sí, se cortan en un solo punto.

Desde el punto de vista mecánico, podríamos definir la interdimensionalidad, como la intersección de al menos 2 espacios vectoriales independientes, que en principio no tienen porqué estar relacionados entre sí, pero que al converger, dan lugar a estos subespacios, fruto de la intersección. Y si convergen, es por que manejan magnitudes similares.

Y en estos subespacios, es donde se pueden experimentar las condiciones de los espacios originales, o bandas de frecuencia, según la dominancia de uno sobre otro, si es que no son equivalentes en cuanto a las magnitudes o dimensiones, en los que se desarrollan. Estas magnitudes, podrán experimentarse en función de la percepción del sujeto.

Es por eso que nuestro cuerpo y cualquier otro, dentro de esta banda de frecuencia, más allá de la mecánica, cumple con las condiciones para ser considerado, el fruto de una intersección de varias bandas de frecuencia en las que percibimos la realidad, o bien espacios vectoriales, si lo vemos desde una forma solamente mecánica o matemática.

LA FORMA DE LOS CUERPOS SÓLIDOS


Al explicar la interdimensionalidad de esta forma, puede quedar más claro, el porque tanto nosotros como nuestro entorno, no somos fruto de una naturaleza simple, sino que en nosotros convergen más dimensiones de las que somos capaces de percibir, lo que no quiere decir que no existan, sino que simplemente están plegadas, o su valor es cero, dentro del espacio, subespacio o entorno, en el que nos encontramos actualmente.


En cualquier sistema, las condiciones pueden variar, y hacer que esas magnitudes que ahora mismo se encuentran plegadas, dejen de estarlo. Otra cosa es que seamos capaces de verlo o no, pero si te das cuenta, incluso algo tan simple como la forma que define los objetos, es la intersección calculada de magnitudes espaciales dentro de los ejes cartesianos.

Y más allá de las formas geométricas, preguntas como ¿Por qué nuestro cuerpo tiene la forma que tiene y no es otra? ¿Por qué mientras estamos vivos, nuestro cuerpo mantiene su forma y cuando morimos, la pierde, se corrompe y se deshace? ¿Cuál es la plantilla que mantiene cohesionado bajo su forma, todo lo que compone este avatar biomecánico?

Esa plantilla o subespacio, producto de la intersección de varias realidades dimensionales, que conforma no solo a los objetos inanimados, sino que contiene nuestro avatar físico biomecánico en funcionamiento, y que una vez fallecemos, desaparece. Utilizo la palabra plantilla, porque es más sencilla para entender ese algo que da forma a nuestro cuerpo.

Esa plantilla es la intersección, o cuerpo interdimensional que nos demuestra más allá de una convergencia matemática, que estamos formados por varias naturalezas repartidas en distintos planos que no percibimos en su totalidad, pero que sin embargo, convergen de forma visible y palpable en este entorno de 3D física.

LA PLANTILLA INVISIBLE QUE COHESIONA NUESTRO AVATAR FÍSICO


Una plantilla que además, sigue un diseño inteligente, ya que de no ser así no se mantendría como constante en la vida humana y animal. Y que de alguna manera nos está diciendo esta intersección de realidades que nos conforma, es una proyección holográfica calculada, por parte de una inteligencia que se expresa de manera algebraica.


Más incluso que nuestro cuerpo físico, el verdadero préstamo para deambular por esta realidad, es esa plantilla invisible que cohesiona nuestro avatar físico, mucho más que el propio cuerpo en sí. Ya que el cuerpo no puede mantenerse por sí mismo, sin esta plantilla que lo sostiene. Si no la tuviéramos, seríamos como los zombies de The Walking Dead, porque nos descompondríamos nada más aparecer aquí.

Podemos confirmar, que dejar reducida nuestra existencia a un simple plano material, es el mayor error, que tanto el materialismo científico, como el transhumanismo digital, tratan de inculcar continuamente en el ser humano, para manipular nuestras conciencias y que creamos, que la realidad es solamente lo que vemos y lo que nos dicen.

Si creemos que la realidad es solo lo que podemos ver, oír y tocar, entonces la única alternativa que se nos presente a esta realidad, es dejar de estar presente en ella, cuando antes debemos profundizar en la naturaleza de la misma. Por eso tratan continuamente de atarnos a lo material y a lo físico, porque si puedes patentar un genoma modificado o un cuerpo, eres dueño del contenedor que alberga la consciencia.

Piensa en esa plantilla que sostiene nuestro cuerpo físico, si quizás nuestra forma de vivir, de alimentarnos, de relacionarnos, afecta directamente a esa plantilla y lo que nosotros vemos en nuestro cuerpo, es el reflejo de lo que le ocurre a esa plantilla a través de la cual estamos presentes en esta realidad.

Quizás la salud esté más vinculada, al estado de esta plantilla, que al cuerpo en sí mismo, porque en cuanto deja de estar… nos vamos de aquí.

Somos antihéroes en un mundo que ha dejado de creer en los hombres buenos.

Comentarios

LO MÁS LEÍDO 🔎